Posted by on September 12, 2017

Hace unos días regresé de unos hoteles en Guanajuato, donde pasé una semana entera en aquella ciudad que tanto me gusta a mí y a todo aquel que la visita. Una de las cosas que más me llaman la atención de aquel lugar es el comportamiento de su gente, tanto para con los turistas como para con ellos mismos.

Al pasar estos días en aquella ciudad, me di cuenta lo decrépitas que están las sociedades de ciudades enormes como en la que yo vivo, donde la descomposición social  es la orden del día.

En las ciudades grandes del mundo occidental,  las personas han perdido el sentido de gravedad que entrelazaba a la humanidad durante todos los tiempos pasados, hasta que llegó este nuevo experimento social de libertinaje y ultra-libertad individual creando una sociedad extra-competitiva y con nulo amor al prójimo. Este nuevo comportamiento, predigo desde ahora, causará un desbalance apocalíptico en la humanidad.

Una sociedad sana está basada en 5 relaciones principales: gobierno y ciudadano, padre e hijo, esposo y esposa, hermano grande y hermano chico, entre amigos, etc. El día de hoy todas estas relaciones se han volteado al revés, y veremos como.

-Gobierno y Ciudadano- 

 Si bien esta relación siempre ha sido compleja, ahora lo es aún más. En años no muy lejanos, en general, los gobiernos de las naciones civilizadas trabajaban junto con sus ciudadanos para crear una sociedad civil y pública fuerte. Hoy en día muchos gobiernos manipulan a sus ciudadanos con agendas híper oscuras  por un lado mientras que por otro existen sociedades extra liberales quienes exigen para que no se aplique la ley y donde todo sea un pandemonio.

Padre e Hijo-

Durante nuestra larga historia como especie, los hijos siempre mantenían un respeto absoluto para con su padre quien les enseñaba todas las virtudes de un hombre de bien como el honor, el valor, la responsabilidad, compasión para con los demás y para con los débiles. Hoy en día, especialmente en el mundo occidental,  los hijos no respetan a sus padres y los padres no responsabilizan de sus hijos, dando un terrible ejemplo.

-Marido y Mujer-    

 Todas las sociedades en el mundo siempre han funcionado por medio de la unión matrimonial entre el hombre y la mujer cuyas responsabilidades eran equitativamente importantes. La responsabilidad del hombre era proveer a su familia con los bienes necesarios y el respetar a su mujer en todo el sentido de la palabra, mientras que la responsabilidad de una mujer era hacer de una casa un hogar donde toda la familia se sienta feliz y en paz. Hoy en día, en occidente,  las personas ya no se casan, procrean poco o nada y la mujer y el hombre tienen las mismas responsabilidades, inclusive a veces al revés.

   -Entre Hermanos-  

 La relación entre hermanos funcionaba bien debido a que el hermano mayor era un segundo padre en materia moral, a quien se le debía de respetar y honorar. Hoy en día nada de eso existe.

-Amigos- 

 Esta relación aún continúa siendo fuerte; sin embargo la avaricia, ambición y competencia han tomado primer lugar.

Posted in: Uncategorized

Comments

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*